Descarga la App
 
Pixabay

Sarna en animales

Hay artrópodos inocuos es decir que no dañan, pero en otros casos, cuando los ácaros son parásitos (viven en y de otra especie) son los causantes de la llamada sarna en animales y en ocasiones en personas.

La sarna es una enfermedad de la piel causada cuando los ácaros se asientan en la piel y se alimentan de restos de células epiteliales, queratina y sebo.

Estos ácaros se encuentran en todo el mundo y afecta a diversas especies animales incluyendo los animales de compañía y es considerada zoonosis, es decir, que se transmite de animal a humano de forma natural.

El contacto directo con un animal afectado o manejo de cepillos, desechos o artículos infectados es la forma de transmisión más común.

El padecimiento es molesto y en ciertos animales produce auto laceraciones por ansiedad debido a los malestares que genera, lesiones secundarias en forma de alopecia, erosiones, liquenificación (engrosamiento de la piel), hiperpigmentación (piel ennegrecida), infección bacteriana (pioderma) por mencionar los más comunes.

Solo determinadas clases de sarna son contagiosas al humano y actualmente existen eficientes medicamentos para su tratamiento y control.

Los tipos de sarna más comunes:

Sarna demodécica: Es la más común en animales de compañía y no es contagiosa al humano, es causada por diversos motivos relacionados mayormente con la baja de defensas que favorece la multiplicación excesiva de ácaros en el portador.

Ácaros de los oídos: Es más frecuente en gatos y cachorros de perro, no es contagiosa al humano y su tratamiento es eficaz.

Sarna sarcóptica: (escabiosis) afecta a diversas especies y es contagiosa al humano, su tratamiento es más complejo y largo pero efectivo si se sigue rigurosamente.

Cheyletiella: es contagiosa a perros, gatos, conejos, humanos etc… su características es que presenta “caspa” abundante y es bastante común. (Puede llegar a confundirse con otras patologías causadas por hongos).

Al ser el perro y el gato los animales de compañía más comunes, solemos enfocar los artículos en ellos, pero como lo comentamos, la sarna afecta a muchas otras especies como las aves.

Es la principal enfermedad parasitaria en canarios, loros y aves de granja, conocida como Knemidocoptiasis, presenta como síntomas cara o piernas escamosas, es común en aves cautivas.

Las principales especies de ácaros en aves son:

Knemidocoptes: pilae, jamaicensis, mutans, intermedius.

Los nidos de ácaros se forman en los folículos de las plumas y la piel principalmente de la cara y patas, utilizando la queratina para su alimentación. Por lo general las regiones sin plumas (pico, parpados, patas y cloaca) son las áreas más afectadas.

Otras especies de animales de granja comúnmente afectadas por sarna son: Equinos, cabras, cerdos, ovejas, vacas y de fauna silvestre son los lobos, zorros, venados, conejos, aves no migratorias y roedores.

El procedimiento más común para determinar el tipo de ácaro que tiene un animal, es con un raspado superficial de la piel y examinarlo en el microscopio.

Siempre consulta a tú Médico Veterinario de confianza y NO auto mediques, el éxito de la recuperación de tu animal de compañía o granja, dependerá de seguir un tratamiento correcto, determinado según estudios previos para identificar la clase de ácaro (sarna), fase en la que se encuentra (inicial o avanzada), estado de salud general del animal, peso y otras variantes más a determinar antes de medicar. Cada especie y cada caso deben ser tratados particularmente.

Como ejemplo: No es lo mismo el tratamiento de sarna para un gato que vive solo en casa, al tratamiento y medidas a tomar si se trata de pollos enfermos que están junto con muchos otros.

Con las medidas de higiene adecuadas se puede manejar sin problemas un animal con sarna, siempre limpiando bien donde se encuentra, mientras está enfermo, no pongas a su alcance artículos que puedan “albergar” ácaros, de preferencia utiliza guantes al manipularlo y no lo juntes con otros animales hasta que el médico veterinario lo indique.

Hay una gran diferencia de tiempo de vida de cada tipo de ácaro fuera de su “anfitrión” y por ende las medidas de higiene y salud a tomar deben ser las correctas según cada caso.

Si hay un perro u otro animal con sarna no lo desprecies, maltrates o dañes de ninguna forma, y mucho menos lo abandones, está pasando por un momento complicado, mejor ayúdalo para que pueda superar este molesto padecimiento llevándolo a una clínica o solicitando la visita de un médico veterinario.

Es un acto de empatía por la vida.

Por una cultura y cuidado animal.

Juntos Podemos Más.

@rostarpets

{{cancion.title}}
{{cancion.artista}}