Descarga la App
 

Perros y gatos branquicefálicos

Algunas razas de perros y gatos son propensos a las obstrucciones y los problemas respiratorios, debido a la forma de su cabeza, su hocico y su garganta.

Los perros afectados con mayor frecuencia son los de razas “braquicéfalas”, que significa “de cabeza corta”. Algunos ejemplos comunes de razas de perro braquicéfalas son el Bulldog Inglés, Bulldog Francés, Pug, Boston Terrier, Pequinés, etc….


Estos perros han sido cruzados para tener narices y hocicos relativamente cortos y, por eso, la garganta y las vías respiratorias de estos perros suelen ser más pequeñas de lo habitual o estar aplanadas. Los gatos persas también tienen una estructura braquicéfala.

Es por esto que Algunas razas de perros y gatos son propensos a las obstrucciones y los problemas respiratorios, debido a la forma de su cabeza, su hocico y su garganta. Son conocidos por tener el hocico “achatado” y por hacer mucho ruido al respirar ya que los perros o gatos braquicéfalos, tienen un cráneo diferente a los demás.

El término “síndrome braquicefálico” se refiere a la combinación de velo del paladar alargado, narinas estenóticas y sáculos laríngeos evertidos, todos ellos rasgos frecuentes de estas razas.

El alargamiento del velo del paladar es un trastorno en el que el velo del paladar es demasiado largo, de manera que su extremo sobresale hacia la vía respiratoria e interfiere en el desplazamiento de aire hacia los pulmones. Las narinas estenóticas  son orificios nasales anómalos que son estrechos o colapsan hacia el interior durante la inhalación, haciendo que al perro le resulte difícil respirar por la nariz.


La eversión de los sáculos laríngeos es una situación en la que el tejido del interior de las vías respiratorias, justo delante de las cuerdas vocales, es desplazado hacia la tráquea y obstruye parcialmente el flujo de aire. Algunos perros con síndrome braquicefálico también pueden presentar una tráquea estrecha, colapso de la laringe (los cartílagos que abren y cierran las vías respiratorias altas) o parálisis de los cartílagos laríngeos.

Están dentro de la clasificación, Non sporting dog. Perros no deportivos.

Actualmente es más complicado trasladar en vuelos aéreos muy largos a este tipo de animal de compañía, ya que hay ciertas restricciones y corresponsabilidades a considerar, por lo que no cualquier línea aérea los acepta.

Por una cultura y cuidado animal.

Juntos Podemos Más.