Descarga la App
 

Michael Hutchence: El showman de los 90 – Parte 2

INXS se creó en el auge de los 80 y Hutchence era la mente detrás de las letras y las melodías del grupo, que se hizo su lugar en la esfera rockera tras ser descubierto por Garry Morris, el manager de la banda australiana Midnight Oil. El vocalista tenía un carisma especial que atrajo la mirada del público. A cuatro años de lanzar sus sencillos “We Are The Vegetables” y “Simple Simon”, el grupo realizó su primer tour mundial. Y alcanzó la cima a fines de los 80 y a inicios de los 90 cuando fue nominada en tres ocasiones a los premios Grammy. El tema “New sensation” es un clásico del pop característico de la época. El ascenso de bandas como U2 y Oasis comenzó a afectar el éxito de INXS.  Y en los Brit Awards de 1996 tocó fondo, Hutchence fue el encargado de entregar el premio al mejor videoclip: abrió el sobre y anunció a Oasis como el ganador por “Wonderwall”. Los hermanos Gallagher se subieron al escenario, al finalizar su discurso, Noel le tiró un dardo envenenado: “Los que pasaron de moda no deberían presentar a los nuevos”, dijo y el auditorio se quedó en silencio hasta que asomaron tímidos algunos abucheos, un momento devastador para Hutchence.

En 2019, a 18 años de su muerte, la historia de Hutchence dio un nuevo giro con el estreno del documental “Mistify” de Richard Lowenstein que recopila videos caseros grabados por el cantante y testimonios de familiares, amigos y amigas, y sus parejas más conocidas. Allí se abre una puerta a una nueva hipótesis sobre el declive emocional del artista. En 1992, en Copenhague, sufrió un accidente que le causó un daño cerebral irreparable. Un taxista lo golpeó mientras iba a buscar una pizza junto a la que por entonces era su pareja, Helena Christensen. Las secuelas; la pérdida del olfato y el gusto a largo plazo, lo arrojaron a una especie de bipolaridad emocional.

{{cancion.title}}
{{cancion.artista}}