Descarga la App
 

Live Aid – Parte 2

Oz for Africa, un acto benéfico celebrado en Sídney, iba a formar parte de la transmisión simultánea de Live Aid, pero las diferencias horarias resultaron imposibles de reconciliar. Las imágenes de Oz for Africa, junto con actuaciones grabadas de más de media docena de ciudades de todo el mundo, finalmente se entretejieron en la transmisión satelital principal. Esta señal fue transmitida por la BBC en el Reino Unido y ABC en los Estados Unidos, con una transmisión separada para el canal de televisión por cable estadounidense MTV. Para garantizar la continuidad de la transmisión, los artistas no dispusieron de más de 20 minutos de tiempo en el escenario y las necesidades de equipo se mantuvieron al mínimo absoluto.

Con menos de un mes de tiempo de preparación, Geldof aseguró los servicios de una impresionante variedad de artistas. Los grupos que se reunieron para el evento incluyeron The Who, Black Sabbath y Crosby, Stills, Nash y Young. Además, los miembros sobrevivientes de Led Zeppelin volvieron a reunirse en Filadelfia, apoyados por Phil Collins en la batería. Collins, que había actuado en Wembley ese mismo día, había cruzado el Atlántico en el Concorde para convertirse en el único artista en aparecer en los dos escenarios de Live Aid.


Quizás las actuaciones más notables del día pertenecieron a un par de gigantes del rock de la arena, U2 y Queen, cada uno sobresaliendo en su respectivo idioma. U2 dedicó 12 minutos de su tiempo asignado a su himno “Bad”, y el cantante Bono pasó gran parte de ese tiempo interactuando directamente con la multitud de Wembley. Una hora y media más tarde, el cantante principal Freddie Mercury interpretó un conjunto condensado de los grandes éxitos de Queen, mostrando una combinación de excelente rango vocal, dominio multiinstrumental y notable presencia en el escenario. El concierto cerró con interpretaciones de “Do They Know It’s Christmas?” (en Londres) y “We Are the World” (en Filadelfia).