Descarga la App
 

HYDROTEC, es posible la era eléctrica: ¿qué pasa con el hidrógeno?

Todos hemos oído hablar de los autos eléctricos, de los autos que se manejan solos y quizás hasta de los autos que vuelan, pues déjeme decirle que eso que parecía increíble, hoy es realidad.


En los últimos días he podido manejar autos eléctricos de largo alcance, hablando de entre 400 a 600 kilómetros de autonomía y podrían llegar a más, sin embargo, eso ocasionaría hacerlos más pesados y caros.

¿Se manejan solos?

Déjeme decirle que ya dan vuelta solos hasta 45 grados. Muchos ya toman decisiones si es buen momento de cambiar de carril o no, frenan y aceleran de manera inteligente en el tráfico, avenidas y carreteras. Poco falta para que se comuniquen con la infraestructura de muchas ciudades en el mundo.

¿Vuelan? Ya están en estudio los prototipos de drones para humanos, que serán los vehículos del futuro. Una tecnología que sería posible por lo que ya está hecha la asociación de aeronáutica en las ciudades para el ordenamiento de tráfico aéreo citadino y entre ciudades, es decir, en distintos pisos, velocidades, entradas y salidas.


¿Qué sucede con la economía de hidrógeno?

Este fin de semana pude manejar el Cadillac LYRIQ, un modelo totalmente eléctrico, pero para ello fui a las montañas de Utah, donde una flota completa de LYRIQ estaba a disposición durante un par de semanas a prueba y la sorpresa es que no se cargaban en la energía de la ciudad, sino con una unidad de negocio que ahora se llama “HYDROTEC” que básicamente es una planta de luz, pero sin motores de combustión como las habituales de diésel. No hace ruido, no se conecta, es autónoma y no contamina; no tiene emisiones y eso es un contenedor con tanques de hidrógeno, que es capaz, mediante un proceso con oxígeno, de generar electricidad.

Es tal la cantidad de energía que puede emitir que podría dar electricidad varios días a una ciudad mediana. Contar con años y años de kilómetros eléctricos a un solo auto o por medio año a una flota de vehículos, es más, hoy se usan para dar energía a conciertos completos y espectáculos.

La sustentabilidad eléctrica es posible

La energía 100% limpia y a demanda, puede llevarse a donde sea, el precio comienza a reducirse sustancialmente mientras se masifica. Esto para los vehículos eléctricos es oro molido, pues no representa mayor descarga de una planta de hidrógeno y si la planta los puede cargar de manera muy rápida, con lo que la sustentabilidad eléctrica es posible en cualquier lugar y con estas estaciones móviles los caminos más largos estarán completamente seguros para otorgar rangos similares a los vehículos de gasolina. Sin duda el hidrógeno será la energía del futuro, dicen, explican y aseguran los que saben. Verlo es casi increíble, pero cierto.