Descarga la App
 

Hornet, el primer Dodge electrificado: la nueva era

Hornet, es el nombre del primer Dodge electrificado, y es significativo por varios hechos. El primero, precisamente, es su versión híbrida enchufable. Con un motor electrificado que le permite a la vez de ser eficiente, caminar un promedio de 40 kilómetros sin emisiones y ser el primer Dodge en conectarse. Es la versión R/T del Hornet, que además brindará a la emoción de la marca para sus clientes la función “PowerShot”, que proporciona 25 caballos más de fuerza, haciéndolo más rápido en el arranque.


La segunda versión es el Hornet GT que tendrá como novedad ser el más potente de su segmento, con sus cuatro cilindros en línea turbo cargado de 2.0 litros y 265 caballos de potencia.

La relevancia del Hornet

Inaugura la electrificación de la marca, lo cual está asegurando el futuro para ella pues pronto en el grupo al que pertenece, Stellantis, mucho de lo que veremos será eléctrico fundando el futuro de sus productos. También es relevante por el diseño, aunque por frente se puede interpretar la genética de Dodge con la vanguardia de ser un crossover. Por la parte trasera podemos ver el futuro con una línea de luz roja de lado a lado, solo partida en el medio por las “Racing Stripes” también iluminadas de Dodge.

No será el Dodge más elevado en la gama, se estima que rondaría los 30 mil dólares en Estados Unidos, por lo que la estrategia de Crossover es una de las que puede buscar la marca.

El futuro del Challenger y Charger

Hablando de Dodge, los últimos Challenger y Charger, como los conocemos están a punto de salir de la línea de ensamble. Planearon siete versiones distintas en una estrategia que le han denominado “Last Call”. Esos motores, cajas de transmisión, emoción con sonidos únicos, seguramente serán modificados para las generaciones venideras, pero esta “Última llamada” nos deja bien plantados en que Dodge trae estrategia presente y futura, que la marca está actualizándose e invirtiendo en tecnología, beneficiándose de todo lo que el grupo ha decidido apoyar así que vemos Dodge para mucho tiempo en el futuro. Estas ediciones “Last Call” sin duda serán de colección, grandes inversiones y recordadas para siempre.


Si unimos a Dodge con la estrategia de revivir muchos más productos de Chrysler, pero totalmente eléctricos, y electrificar Jeep, queda clara la lectura de cómo Stellantis quiere aprovechar en Norteamérica todo su potencial, desde los íconos americanos que ha creado, hasta la oferta de innovadoras camionetas, tecnología y la era eléctrica.