Descarga la App
 

Estudio confirma que reducir el consumo de carne combate el cambio climático

Consumir menos carne y productos lácteos en los países más ricos del mundo ayudaría a reducir en más del 60 % las emisiones contaminantes durante la producción agropecuaria, además de mejorar la salud de la población, indica una investigación publicada esta semana en la revista científica “Nature Foods”.

El estudio titulado “El cambio en la dieta en las naciones de altos ingresos puede conducir a un doble beneficio climático”, analiza el impacto ambiental de llamada dieta de salud planetaria en 54 países de altos ingresos, misma que está basada especialmente en vegetales y en un menor consumo de productos de origen animal, azúcares y grasa saturada.

Si los países más ricos redujeran su consumo de carne, las tierras de cultivo podrían regresar a su estado natural, capturando 100.000 millones de toneladas de CO2, que equivale a unos 14 años de emisiones totales de la agricultura. La Unión Europea es el mayor exportador de carne de cerdo y productos porcinos del mundo. Solo Alemania, España y Francia concentran la mitad de esta producción, destaca el estudio.

{{cancion.title}}
{{cancion.artista}}