Descarga la App
 

El cascabel en el collar de los gatos

El cascabel tiene varias desventajas para nuestro fiel amigo, la primera de ellas es el ruido.

El cascabel es repetitivo y molesto para el gato y el dueño, y que puede ser perjudicial para la salud del gato. Como el cascabel está cerca de las orejas, el gato está sometido a estímulos constantes que harán que pierda agudeza auditiva, lo confunda, lo moleste o incluso que se quede sordo si el cascabel suena fuerte.


Asimismo, el cascabel puede alterar el estado anímico del gato. Los gatos son animales tranquilos y sigilosos y además se asustan fácilmente de los ruidos, el constante sonido puede poner nervioso al felino y causarle mucho estrés. Muchos gatos intentan quitárselo o morderlo, algunos hasta aprenden a llevarlo en la boca para que no suene.

Es un “adorno” poco natural, el gato no entiende que es eso que lleva en su cuello y a parte suena impidiéndole rascarse o cazar en paz. Hay muchas alternativas al cascabel del gato, empezando algo que no haga ruido.

Es bueno que tu gato lleve collar, al principio puede que le resulte incómodo por eso es importante acostumbrarlos desde cachorros. Los collares pueden ser identificativos, antiparásitos, estéticos, o hasta llevar un chip electrónico o GPS, que permita abrir la gatera, pero no tienen por qué llevar un cascabel.

En pocas palabras el cascabel es incómodo, rompe y altera el instinto y estado de ánimo de tu fiel amigo.


Conocerlos es cuidarlos.

Por una cultura y cuidado animal.

Juntos Podemos Más.