Descarga la App
 

Dermatitis en gatos

La dermatitis en gatos de tipo atópico es una reacción causada por la hipersensibilidad o alergia a elementos del entorno, como el polen, los ácaros o ciertos ingredientes de su alimentación habitual.

La dermatitis en gatos se manifiesta a través de múltiples síntomas, aunque el principal es el prurito, que se traduce en que tu gato se rasca excesivamente, se acicala continuamente y, en ocasiones, hasta puede morderse para tratar de aliviar el intenso picor.  Suele aparecer en zonas como la cabeza, el cuello y las orejas o en la zona del abdomen o extremidades.

Los signos de la dermatitis en gatos son las zonas rojas e inflamadas en la piel, la alopecia por el exceso de rascado, los auto-traumatismos por mordida y las heridas con costras.

El tratamiento de la dermatitis en gatos se basa en fármacos que controlan el intenso rascado o en la inmunoterapia (vacunar a tu gato contra la alergia). Como siempre, recuerda que cualquier tratamiento o procedimiento médico debe ser prescrito y controlado por tu veterinario de confianza.

En conclusión, la dermatitis en gatos de tipo atópico es una enfermedad que se suele poder solucionar fácilmente. Solo es necesario encontrar la causa que la provoca. Conociendo a qué es alérgico tu gato y evitando su contacto con ese elemento, además de reforzando sus defensas con una buena alimentación, lo más probable es que tu felino se olvide del problema.

{{cancion.title}}
{{cancion.artista}}